FUTURE INDUSTRY

FUTURE INDUSTRY

El futuro de la TECNOLOGIA

Las economías emergentes agraban sus problemas con los residuos electrónicos

En 2011, el mercado español produjo 664.900 toneladas de residuos de aparatos electrónicos, pero sólo el 30% recibió un tratamiento adecuado, según datos que se han conocido en el reciente foro europeo WEEE. Esta situación, que genera situaciones de riesgo para la salud pública, es aún más grave vista a escala global, donde países como China o Brasil empiezan a sufrir los efectos secundarios de ser dos de las principales economías emergentes.

Según Ramón Carbajosa, presidente del foro WEEE y director de la Fundación Ecolec, Brasil se enfrenta a graves dificultades en este sentido. "El problema operativo en Brasil, principalmente, es el de la logística, pues el país no cuenta con un verdadero sistema ferroviario y los puertos están saturados", señaló Carbajosa a Efe.

Actualmente, en Brasil resulta más barato realizar el tratamiento de una nevera desechada en las ciudades del litoral nororiental (como Recife o Natal) en una ciudad española como Tenerife, que en el moderno centro de reciclaje para esos electrodomésticos habilitado en el estado de Sao Paulo.

Los residuos electrónicos resultan un problema cada día más preocupante. Según estadísticas recogidas por la Universidad de Arkansas, cada año el mundo genera entre 20 y 50 millones de toneladas de basura electrónica. Mucha de esta basura, como la que contiene pantallas LCD, resulta además tóxica. Además, es necesario que sea bien gestionada, ya que su incineración libera al medio ambiente metales pesados como el plomo, el cadmio o el mercurio.

Europa cuenta con iniciativas como "WEEE Trace", un proyecto de eco-innovación para aumentar el control en la gestión de este tipo de residuos. En el próximo Foro Internacional de Logística Inversa de Sao Paulo, que se celebra esta semana, Carbajosa intentará acercar "una propuesta para la industria brasileña, que tiene problemas en el sistema de recogida y debe incluir a todos los agentes, partiendo de los chatarreros, y canalizar todo el proceso de una forma adecuada".

En Europa, este proyecto cuenta con un moderno sistema de monitorización de los residuos de la cadena productiva. Actualmente, WEEE Trace tiene una duración de 36 meses, hasta julio de 2014, y el 50 % de la financiación corre a cargo de la Unión Europea. Para Carbajosa, los ocho años de ventaja de Europa en ese tema, incluso con los problemas en los países del sur de ese continente, como España, Portugal e Italia, pueden acortarse en Brasil con un acuerdo sectorial y la implementación de una normativa que debe ser reglamentada en los próximos días.

Blog Stats

  • Total posts(23)
  • Total comments(0)

Forgot your password?